BOTOX

La aplicación de toxina botulínica tiene la finalidad de relajar ciertos grupos musculares de la cara y del cuello, lo que te lleva a corregir arrugas en entrecejo, frente, región periorbitaria (patas de gallo), labios y cuello (líneas de expresión marcadas por el movimiento muscular), dándote una apariencia más juvenil.

Actualmente mucha gente alrededor de los 25 años lo empieza a utilizar para prevenir que se formen surcos o arrugas y así retrasar el envejecimiento.
Éstos resultados se pueden observar a partir del 3er o 4to día de aplicación, pero su efecto máximo se tiene entre el 7mo y 10mo día; y tiene una duración de 4 a 6 meses.

Conoce todos los servicios de Tratamiento sin Cirugía que ofrecemos: Láser y Radiofrecuencia.