LIFTING FACIAL

La ritidectomía o lifting facial es una cirugía que tiene como objetivo reposicionar los tejidos de sostén de la cara, y quitar el excedente de piel para dar una apariencia más juvenil.

Con el paso del tiempo los tejidos de sostén se van debilitando, teniendo como los puntos más importantes las mejillas, la mandíbula y el cuello. Esto nos lleva a tener signos de envejecimiento, como son: pérdida de volumen en mejillas, surcos nasogenianos marcados, líneas de marioneta y flacidez del cuello.

Para realizar el tensado de las estructuras profundas es necesario realizar incisiones adelante y detrás de las orejas, y en ocasiones parte de la frente, las cuales con el tiempo son poco visibles.

Los candidatos para realizar ésta cirugía son aquellos pacientes con los datos de envejecimiento antes mencionados no importando la edad. La cirugía se realiza con anestesia local y una ligera sedación, pudiendo darse de alta el mismo día de la cirugía. La recuperación es aproximadamente de 2 a 3 semanas.

Conoce todos los servicios de Cirugía Facial que ofrecemos: Lifting facial, Rinoplastia,  Otoplastia, Liposucción Cuello y Mentón.